Obviamente, a la hora de indicarte qué hacer y visitar en Nueva York, podrás imaginar que la lista de atractivos sería infinita. Por eso te vamos a resumir lo imprescindible. El Bronx, Brooklyn, Manhattan, Queens y Staten Island son algunos de ellos.

El origen de Nueva York se encuentra en esta zona de Manhattan, al sur de la isla. Es precisamente la imagen más típica de Nueva York, con su “Skyline” más característico y donde se ubican los rascacielos más impresionantes de la ciudad.

Para no perderte

Allí se encuentra Wall Street, en el World Financial Center, el Battery Park, el Toro de Wall Street (“Wall Street Bull”) o el Canyon of Heroes. Elementos indispensables en la iconografía de Nueva York y que mejor identifican a la ciudad en el Mundo. Mención especial para las desparecidas Torres Gemelas, cuyo lugar lo ocupa ahora la construcción de un macroproyecto que pretende ubicar en la llamada “zona cero” un lugar dedicado al esparcimiento, pero sin olvidar lo inolvidable y el recuerdo a las víctimas del 11 de septiembre de 2001.

Frente al Lower Manhattan podrás ver la Estatua de la Libertad, ubicada en la Isla de Ellis. Es símbolo del deseo de libertad y paz y, omnipresente en cualquier estampa de Nueva York y de los EE.UU. Esta estatua fue inaugurada en 1886. Si visitas la Isla de Ellis y la Estatua de la Libertad, no puedes dejar de visitar el Inmigration Museum. Mítico edificio de ladrillo rojo que constituía la aduana de Nueva York a través de la cual entraban en los EE.UU. los inmigrantes que conformaron aquella oleada migratoria.

También es imprescindible en Lower Manhattam la visita al SOHO. Está cercano a Broadway y es un lugar lleno de vida, arte y vanguardia. Y junto al SOHO se encuentran la indispensable Little Italy y la bulliciosa Chinatown. Constituyen dos de los barrios más representativos de la inmigración. Ambos han nutrido y han ido forjando una de las ciudades con más variedad étnica del Mundo.

Te recomiendo que vayas al “City Hall Visitor Information Kiosk”, que está situado en el City Hall Park. Y es que allí junto a Park Row, podrás obtener amplia información. Tanto planos de Nueva York, como del Metro y de las líneas de autobús.

La cultura americana, país de la libertad

Parece que de vez en cuando oímos hablar de los Estados Unidos y de cómo el pueblo americano está dispuesto a sacrificarlo todo por el bien del país. Cuando escucho a la gente decir que aman a su país y quieren salvarlo, pienso en todos los sacrificios que han hecho para vivir en su sociedad libre.

Ha habido muchas veces a lo largo de los años, y estoy seguro de que también las habrá en el futuro, en que los Estados Unidos se encuentran frente a graves problemas. Los estadounidenses tienen que estar dispuestos a ayudar al país en cada crisis que pueda sufrir, pero también tienen que apoyar todas y cada una de las decisiones que el Presidente de los Estados Unidos pueda tomar. Porque en esta nación, a nadie se le permite salirse con la suya, no importa cuán grande o pequeña sea. América no perdona ni olvida, o si alguien está dispuesto a destruir el bien que América representa, nos encontraremos en otro gran lío.

Desafortunadamente, América lo ha visto todo antes, ¿o no? Somos un país muy bueno, pero muchas cosas que una vez fueron lo suficientemente buenas para vivir en nuestra sociedad libre, ya no lo son. Por ejemplo, los Estados Unidos se han vuelto muy dependientes del petróleo extranjero, porque las fuentes de energía nacionales no siempre son las más limpias. Nuestro presupuesto militar es muy alto, pero es sólo porque se gasta mucho dinero en la guerra.

Por supuesto, los Estados Unidos son la mayor fuerza militar de la historia, pero la nación se fundó sobre la base del trabajo esclavo, una práctica muy cuestionable en nuestra sociedad. Creo que es por eso que tenemos un ejército hoy en día. Si pudiéramos deshacernos de todas nuestras guerras extranjeras y empezar a trabajar con nuestros propios recursos, entonces tal vez los EE.UU. podría convertirse en un verdadero contendiente para el liderazgo mundial.

Por supuesto, por mucho que queramos salvar el mundo, mucha gente piensa que los EE.UU. son demasiado grandes para entrar en una guerra mundial. Esto también es falso, porque los Estados Unidos tienen muchos enemigos, de todo el mundo, pero también tenemos muchos amigos que nos atacan constantemente. Tal vez los EE.UU. debería considerar meterse en una guerra mundial, para ayudar a nuestros enemigos, pero también para ayudar a nuestros aliados. En otras palabras, los Estados Unidos es una gran nación, pero no es un ejército de clase mundial.

Deja una respuesta